¿Por qué las personas caminan dormidas?

Caminar dormido, también conocido como sonambulismo o somnambulismo, es un trastorno del sueño que ocurre durante el sueño profundo, por lo general durante las primeras horas de la noche. Aunque las causas exactas del sonambulismo no se comprenden completamente, se cree que puede estar asociado con una variedad de factores, que incluyen:

  1. Genética: El sonambulismo tiende a ser más común en personas con antecedentes familiares de trastornos del sueño, lo que sugiere que puede tener un componente genético.
  2. Factores del desarrollo: El sonambulismo es más común en niños y tiende a disminuir con la edad. Se cree que esto puede estar relacionado con el desarrollo del sistema nervioso central y la maduración del ciclo de sueño.
  3. Fatiga: La falta de sueño o la interrupción del sueño pueden aumentar el riesgo de sonambulismo. El estrés y la ansiedad también pueden desencadenar episodios de sonambulismo en algunas personas.
  4. Fiebre: Algunas personas pueden experimentar episodios de sonambulismo durante episodios de fiebre alta.
  5. Trastornos del sueño: El sonambulismo puede estar asociado con otros trastornos del sueño, como el síndrome de piernas inquietas o la apnea del sueño.
  6. Consumo de alcohol o drogas: El consumo de alcohol o ciertos medicamentos puede aumentar el riesgo de sonambulismo en algunas personas.

Durante un episodio de sonambulismo, una persona puede realizar una variedad de actividades automáticas, como caminar, hablar o incluso realizar tareas complejas, sin tener conciencia de lo que está haciendo. Los episodios de sonambulismo generalmente son breves y pueden terminar cuando la persona regresa a la cama o se despierta por completo.

Pero, Qué es el sonambulismo?

El sonambulismo, también conocido como somnambulismo, es un trastorno del sueño caracterizado por realizar actividades motoras complejas durante el sueño profundo. Durante un episodio de sonambulismo, una persona puede levantarse de la cama y caminar, hablar, comer, realizar tareas domésticas u otras actividades automáticas, todo mientras permanece en un estado de sueño profundo.

El sonambulismo generalmente ocurre durante las primeras horas de la noche, cuando una persona está en la fase de sueño profundo o sueño de onda lenta. Los episodios de sonambulismo pueden durar desde unos pocos minutos hasta una hora o más, y la persona afectada puede no tener ningún recuerdo del episodio una vez que se despierta por completo.

El sonambulismo es más común en niños que en adultos y tiende a ocurrir con mayor frecuencia en personas que tienen antecedentes familiares de sonambulismo u otros trastornos del sueño. Aunque la mayoría de los casos de sonambulismo son benignos y no causan daño significativo, pueden ocurrir lesiones accidentales durante los episodios de sonambulismo, especialmente si la persona se despierta repentinamente o se encuentra en un entorno peligroso.

La causa exacta del sonambulismo no se comprende completamente, pero se cree que puede estar asociada con una variedad de factores, que incluyen la genética, el estrés, la falta de sueño, los trastornos del sueño y otros factores ambientales. El sonambulismo generalmente no requiere tratamiento, pero si los episodios son frecuentes o causan problemas significativos, es importante buscar la evaluación de un profesional de la salud.

¿Cuáles son los indicios del sonambulismo?


Los indicios del sonambulismo pueden variar según la persona y la gravedad de los episodios. Algunos signos y síntomas comunes que pueden indicar sonambulismo incluyen:

  1. Caminar o realizar actividades motoras mientras duerme: El síntoma más característico del sonambulismo es levantarse de la cama y caminar o realizar actividades motoras complejas mientras se está dormido. Esto puede incluir actividades como caminar por la habitación o la casa, abrir puertas, hablar o incluso comer.
  2. Mirada en blanco o mirada ausente: Durante un episodio de sonambulismo, la persona afectada puede tener los ojos abiertos pero parecer estar mirando sin ver. Su mirada puede ser vacía o ausente.
  3. Movimientos torpes o descoordinados: Durante el sonambulismo, los movimientos de la persona pueden parecer torpes, descoordinados o erráticos. Pueden tropezar, tambalearse o tener dificultades para realizar actividades simples.
  4. Despertar confuso o desorientado: Después de un episodio de sonambulismo, la persona afectada puede despertarse confusa, desorientada o sin recordar el episodio. Puede llevar algún tiempo para que recuperen la conciencia total y comprendan lo que ha sucedido.
  5. Comportamientos repetitivos: Algunas personas pueden experimentar episodios recurrentes de sonambulismo, con comportamientos similares durante cada episodio. Por ejemplo, pueden levantarse de la cama y caminar por la casa todas las noches.

¿A qué se tienen que estos indicios?

  • El estrés.
  • Alcohol y drogas.
  • Medicamentos.
  • Algunos trastornos mentales.
  • Fatiga.
  • Edad (los jóvenes tienen más opciones de transformarse en sonámbulos que los mayores, aunque las opciones disminuyen mientras crecen).
  • Apnea del sueño (es una condición donde es realmente difícil que un hombre respire mientras duerme).
  • Remojar la cama.
  • Terrores del sueño.
  • Cerebropatía (una patología del cerebro).
  • Trastorno del ritmo circadiano del sueño.